Escuchanos por Internet


en Web en Blog

Servicios al Lector

PARA AGRANDAR LAS IMAGENES, HACER CLIC SOBRE ELLAS

13.12.16

Ya están abiertas las inscripciones para estudiar en el Centro de Instrucción de Vuelo

El CIV del Aeropuerto Internacional Valle del Conlara incluye una completa oferta educativa que se amplía para el 2017. Se puede completar la carrera hasta ser piloto profesional o rendir licencias intermedias de acuerdo a las posibilidades y necesidades del alumno
 Mostrando CIV2.JPG Mostrando 65.JPG
El Centro de Instrucción de Vuelo, que funciona en el predio del Aeropuerto Internacional Valle del Conlara (AIVC), abrió sus inscripciones para el ciclo lectivo 2017 y ofrece, además de las licencias que ya estaban disponibles, nuevos cursos teóricos para los que no necesariamente el alumno tiene que ser piloto.
Inicialmente, el CIV cuenta con el curso teórico-práctico de Piloto Privado de Avión, que es con el cual inician todos los estudiantes desde cero, para después poder acceder a las licencias posteriores hasta llegar a ser piloto profesional. Pero el Centro incluye asimismo otros cursos para los cuales los ingresantes no necesariamente deben ser pilotos. Estas licencias son las de Señalero de Aeródromo, Operador de Servicio de Rampa y Despachante de Aeronaves, tres cursos con algunas materias comunes que se dictan durante la carrera de piloto y que tienen una importante salida laboral.
“Los cursos se van dictando en función de la cantidad de postulantes”, explicó Gustavo Ciarlo, el Director del Centro de Instrucción de Vuelo. “Tenemos 37 inscriptos hasta ahora, de  los cuales 17 van a comenzar con el curso de Piloto Comercial”, que es el que sigue a Piloto Privado. Ciarlo remarcó que aquellas personas que deseen realizar otros cursos sin necesidad de ser piloto, también pueden hacerlo: “Son licencias anexas a la aviación que no están relacionados directamente con el vuelo pero que se desarrollan en un aeródromo y abren una gran posibilidad laboral”, contó el titular del CIV.
Si bien el centro de instrucción tiene un cupo limitado a la cantidad de aviones que posee el AIVC para realizar las prácticas, “contamos con un número importante de alumnos y queremos ampliarlo hasta 50, por lo menos, y con las licencias que no están vinculadas directamente al vuelo podemos incrementar  más la cantidad de alumnos ya que estos cursos no precisan de práctica en aviones y los puede hacer cualquier persona que tenga 18 años y el secundario completo”, indicó el instructor.
El dictado de los cursos comenzará a partir del mes de febrero, con el de Piloto Comercial de Avión con Habilitación de vuelo por instrumentos (HVI), el cual dura seis meses y al que ya se han anotado muchos de los alumnos que se recibieron recientemente de pilotos privados. 
Mientras tanto, aquellos interesados que deseen iniciar por el primero de sus cursos, el de Piloto Privado de Avión, que quieran anotarse para conseguir otras licencias intermedias o estudiar para Señalero de Aeródromo, Operador de Servicio de Rampa y Despachante de Aeronaves, que no precisan que el estudiante sea piloto, pueden informarse en la página web del Ente de Desarrollo Aeronáutico (EDA), www.edasl.com; llamar al 44452000, Interno 3526 (EDA)- 6346 (CIV) o escribir al correo electrónico edasanluis@gmail.com. En la página del EDA, los interesados pueden asimismo informase, preinscribirse o consultar a través de un formulario de contacto para evacuar todas las dudas. 
Las condiciones para ser piloto
Si bien cada curso tiene ciertos requisitos de ingreso, lo más importante de todo es que los aspirantes tengan la profunda convicción de querer volar y sentir esa pasión por el mundo de la aviación que la mayoría de quienes están en el rubro comparten. Al respecto, Gustavo Ciarlo expresó  que “para estudiar en el CIV, lo más importante es que el alumno esté seguro y sienta pasión por volar, a fin de no perder tiempo y dinero haciendo una carrera que después no va a terminar  y va a generar en el alumno mucha frustración”. 
En palabras de Ciarlo, descubrir la aeronáutica como una pasión a determinada edad, en la juventud temprana, es esencial. “La persona que está indecisa para entrar a estudiar esto, no es recomendable que lo haga porque los requerimientos de la carrera le van a impedir alcanzar la meta, desperdiciando dinero y tiempo. Pero si realmente quiere esto, lo siente, experimenta pasión por la aviación, seguramente va a lograr el objetivo”, aseguró el Director del CIV.
Para él, más importante que la cantidad de estudiantes es su calidad ya que “quien ingresa a esta industria tiene una gran responsabilidad con la vida propia y la de los que transporta, de manera que no puede pensar que es un trabajo más, que hace por costumbre o por el dinero. Si el aspirante entra con ese pensamiento, desde ya que no va a poder cumplir con los estándares requeridos”, concluyó Ciarlo. 

No hay comentarios.:

Seguidores

 
#navbar-iframe { opacity:0.0; filter:alpha(Opacity=0) } #navbar-iframe:hover { opacity:1.0; filter:alpha(Opacity=100,FinishedOpacity=100) }